El día que decidí ser libre

IMG-0835.JPG

  

  

 

En 1956 se construyó en Tijuana el Cereso de La Mesa, mejor conocido como el Pueblito. En esta cárcel los reos podían vivir con sus familias y, aunque ahí reinaban la corrupción y la impunidad, decidí seguir a mi marido y me encarcelé por amor. Creí que esa sería mi mayor prisión, pero no fue así, pues al salir elegí permanecer en otra, un matrimonio insano lleno de violencia. En el mundo hay psicópatas integrados y/o narcisos malignos que te manipulan, te quitan la autoestima y te dejan a su merced.

Todos nos vemos obligados a enfrentar diversos retos, y a veces no sabemos cómo distinguir lo bueno y afrontar lo malo, pues estamos atrapados entre barrotes mentales que son más inquebrantables que los reales. No fue hasta que lo perdí todo que toqué fondo, decidí ser libre y me atreví a romperlos. La libertad me empoderó para buscar el camino que me llevaría a ser una mujer emprendedora.

No necesitas estar en ese Pueblito para descubrir que puedes encontrar tu propio camino para salir adelante y realizarte como ser humano, lo que necesitas es creer en ti. Te invito a que juntos veamos cómo identificar nuestros pueblitos, ser resilientes y convertirnos en nuestro mayor fan. Y tú… ¿qué día decidirás ser libre?

#ElDíaQueDecidíSerLibre #IdentificaTuPueblito #SéResiliente #SéTuMayorFan #RompiendoBarrotesMentales #LíberateDeTuPrisión